Artículos sobre El Barroco y su mundo

Las músicas del barroco. El manjar del alma y el destierro de toda tristeza y melancolía

Un artículo de José María Domínguez para Investigart

Cuando el embajador Domenico Zane puso fin a su misión diplomática en Madrid, envió al Senado de Venecia una memoria de su estancia en la corte de Felipe IV en la que retrataba así al monarca:

Goza mucho de la caza, de la pintura y de la música, entretenimientos que le insinuó desde su juventud el conde-duque, para tener al rey distraído y quedarse él como único director del gobierno.

musica barroca
Giovanni Antonio Canal: celebración de la Misa de Pascua en San Marco, 1766. Hamburgo, Kunsthalle.

Y poco más adelante especifica:

De la música, la escasa perfección de sus cantantes desmiente la opinión de que el rey entiende bien de este arte y, sin embargo, tiene un conocimiento más que ordinario, bastando por lo demás a Su Majestad el bien regulado concierto de las propias pasiones, que lo califican por óptimo entre los Príncipes mejores del siglo presente.

Era abril de 1659. Esta anécdota nos da las claves de dos cuestiones fundamentales para entender la música del barroco: su diversidad y su capacidad para mover los afectos o pasiones.

musica barroca

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar