Artículos sobre El Barroco y su mundo

Las Sombras en la Pintura Barroca

Un artículo de Anna García Arquero para El Reto Histórico

La manera en la que la luz es tratada en la pintura del siglo XVII está condicionada por la intensidad o la extensión de la oscuridad. Desde aproximadamente el 1600, la oscuridad se apodera de las obras de arte, y en numerosas obras italianas y españolas esta predominaba sobre la luz.

ORGULLO BARROCO
Caravaggio, La negación de San Pedro por Caravaggio. Metropolitan Museum of Art, Nueva York, 1610.

Este fuerte contraste entre la luz y las áreas de oscuridad en las pinturas fueron la expresión de una tendencia pictórica llamada la “pittura tenebrosa”. Por qué se originó esta tendencia es lo que se va a analizar hoy aquí. Analizando avances tecnológicos y científicos, junto con algunas medidas emprendidas por la Iglesia Católica, pretendemos ofrecer algo de luz sobre esta tendencia tan tenebrosa de la pintura barroca.

El Siglo de la Oscuridad

Al siglo XVII se le denomina el “siglo de la oscuridad”, no por falta de inspiración por parte de los artistas, sino por el estudio y revalorización de la oscuridad, que adquiere una nueva identidad a modo de representación de la realidad. Es una época que hoy en día consideramos trascendental en la pintura española, italiana y flamenca por las obras de Caravaggio y Peter Paul Rubens, o Rembrandt.

En España se abandonaba el manierismo, cuyo extremo límite se puede contemplar con el Greco, y se empezaba a abrazar un estilo más realista. El bodegón y el retrato se convirtieron en los géneros profanos predilectos.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar